Eventos‎ > ‎

Se abre el telón...

publicado a la‎(s)‎ 30 sept. 2014 15:30 por Nuria C. Botey   [ actualizado el 30 sept. 2014 15:30 ]
... Y aparece el maestro de ceremonias. Frac negro, botines lustrosos y chistera de prestidigitador, haciendo volatines con su bastón de empuñadura de marfil: 

- Mesdames et messieurs -declama con teatralidad- Saco de Huesos Ediciones se complace en presentar... ¡Calabacines en el ático: GRAND GUIGNOL!



Sí, ya está aquí. En DESCARGA GRATUITA, la antología de microhorrores compilada por Santiago Eximeno (aka @cruciforme) que bebe directamente de las fuentes del que fuera el más popular y sangriento espectáculo de finales del siglo XIX y principios del XX, Le Théâtre du Grand-Guignol

Por sus 113 páginas se retuercen 33 relatos breves, crueles, sugerentes, lascivos, irónicos, macabros, dolorosos y necesariamente excesivos, que de un modo u otro recogen la esencia de ese espectáculo de horror naturalista surgido a partir del teatro isabelino y jacobino, del cual es buena muestra Tito Andronicus, escrita nada menos que por Shakespeare. 

De forma infinitamente más moderna que el bardo universal, yo contribuyo al show con "Inspiración", un doble homenaje literario y psicológico a la figura de Alfred Binet. 

Binet (1857 – 1911), hijo de padre físico y madre artista, fue un eminente psicólogo dedicado al estudio de las diferencias individuales y de las necesidades educativas, autor del primer test de inteligencia y discípulo aventajado de Charcot en el hospital psiquiátrico de La Salpêtrière de París, ciudad a la que se mudó de niño con su madre cuando el matrimonio se separó. Con semejantes credenciales, no es de extrañar que conociera de primera mano Le Théâtre du Grand-Guignol. Lo que ya resulta un poco más peculiar es que el prominente científico llegase a participar en el espectáculo... Y hasta ahí puedo leer, porque de lo contrario destriparía un microrrelato escrito de apenas 300 palabras.

Aquellos que sientan curiosidad por saber cómo continua mi historia y conocer las 32 restantes que componen la antología, pueden hacer click AQUÍ y descargar el libro sin más cargo de conciencia que el producido al disfrutar de los horrores que en ella se describen. Bon appetit!
Comments