Inicio‎ > ‎Reflexiones‎ > ‎

En la Feria del Libro 2008

publicado a la‎(s)‎ 20 sept. 2010 15:59 por Nuria C. Botey

Todo pasa, y todo queda

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos,

caminos sobre la mar

Antonio Machado

Soy consciente de que aún me queda muuucho para poder decir que dejo camino hecho tras de mí en esto de la escritura, pero quizá la Feria del Libro sea un buen punto de arranque, ¿no? Si quieres saber cómo nos fueron las cosas durante la firma de  Los chicos de la Costa Azul el pasado 12 de junio, sigue leyendo.  

A pesar de que el tiempo anduvo tormentoso en días anteriores (como no puede ser de otro modo en la Feria), el día 12 le dio por sonreír, y nos hizo una tardecita de sol que animó a familia, amigos, alumnos e incluso antiguas profesoras a acercarse por la caseta. ¿Qué más se puede pedir?

Pues que sucedieran otros acontecimientos que me llenaron de satisfacción. A saber: 

  • Que el mismo día, y a la misma hora, en el stand contiguo se encontraba firmando Medardo Fraile, uno de mis maestros literarios.

Y no vayas a creer que es una casualida baladí, porque Medardo lleva más de treinta años afincado en Glasgow, Escocia, por lo que coincidir con él en la Feria es casi un asunto cósmico.

  • Que se agotaran los ejemplares de mi libro al cabo de la primera hora de firmas. 

Menos mal que Jose, director editorial de Odisea, agarró la bici y se volvió corriendo desde El Retiro hasta a la calle de la Palma para buscar más... ¡Y sólo nos sobraron tres!


  • Que unos cuantos amigos de la Tertulia Madrileña de Literatura Fantástica (TerMa) se tuvieran el detalle de pasarse a verme

Y, de paso, aprovechando que era jueves -día tradicional de reunión de la TerMa desde hace más de quince años- luego nos fuimos a cenar a un restaurante turco de la zona :-)


En fin, que no me puedo quejar: ya sólo me falta dar las gracias a todas las personas que se pasaron por la caseta 261. ¿Habrá más oportunidades el año que viene? 


Comments