Inicio‎ > ‎Reflexiones‎ > ‎

Literatura en la Facultad de Psicología (II): Chocolate

publicado a la‎(s)‎ 29 jun. 2014 2:48 por Nuria C. Botey
Llegué al libro de relatos "Un café lejos de aquí" (Tropismos, 2006) casi por casualidad, tras leer una reseña en el suplemento cultural de un periódico de gran tirada. No sabía nada de su autora, Z.Z. Packer, pero me llamó la atención su juventud. De pronto me di cuenta de que no había leído literatura afroamericana (ni siquiera a Toni Morrison, lo reconozco) y esto, unido al hecho de que fuera un libro de relatos, que es un género que adoro, me animó a comprarlo.

Aunque no se trata de hacer una reseña del libro, tengo que reconocer que el resultado final de la lectura no fue el enamoramiento. Me pareció una obra correcta, con historias interesantes, pero tampoco digna de pasar a los anales de mi biblioteca personal. Y sin embargo había un cuento, un solo cuento, que justificaba plenamente la compra del libro: Chocolate (Brownies, en el original). 
 

Como no se trata de una historia tan conocida como el relato de Arthur C. Clarke al que hacía alusión en la entrada anterior, AQUÍ se puede leer (en inglés) una breve sinopsis de su argumento.

¿Por qué me interesa esta historia para mis clases? Porque Chocolate habla de racismo y agresión, pero esta vez a la inversa: un grupo de niñas negras de orígenes humildes deciden acosar y dar un escarmiento a un grupo de niñas blancas con quienes coinciden en un campamento de verano, porque una de las integrantes de la patrulla Chocolate cree haberles oído referirse a otra de sus compañeras como "negrata" (nigger en el original, el peor insulto que un caucásico puede decir a un afroamericano).

Y de este modo, en un cuento de apenas quince páginas, Z.Z. Packer toca prácticamente todos los fenómenos que yo explico a mis alumnos en la asignatura de Psicología Social II y de los Grupos. Porque Chocolate habla de prejuicios raciales y de agresión, sí, pero también habla de identidad social, de liderazgo, de estigma, de presión grupal, de conflicto, de poder. Habla de las reacciones de los oprimidos cuando sienten la oportunidad de resarcirse de su situación de desventaja e incluso, tras una bella vuelta de tuerca en el momento del desenlace, muestra varios ejemplos interesantes de disonancia cognitiva, cuando algunas de las integrantes más belicosas de la patrulla Chocolate se niegan a reconocer el error que han estado a punto de cometer con la patrulla de niñas blancas.  

En términos académicos, Chocolate es un relato tan completo que no solo me sirve para ilustrar los modelos teóricos que hemos estudiado durante el curso, sino que me permite ir más allá: para terminar el ejercicio de análisis, pido a mis alumnos que diseñen un programa de intervención psicosocial orientado a la reducción del prejuicio y la resolución no agresiva de conflictos en la escuela donde estudia la patrulla Chocolate.

Gracias, Zuwena Packer.
Comments