Inicio‎ > ‎Reflexiones‎ > ‎

Y tú, ¿cómo celebraste el 23 de abril de 2014?

publicado a la‎(s)‎ 26 abr. 2014 2:53 por Nuria C. Botey   [ actualizado el 26 abr. 2014 2:54 ]
Porque el 23 de abril es un día para celebrarlo. Aunque caiga entre semana y salgas tarde del trabajo, o tengas que recoger a los niños de clases extraescolares, seguro que pasas cerca una librería que participa en La Noche de los Libros y ese día cierra mucho más tarde de lo habitual.

¿No te parece un momento maravilloso para dar una vuelta entre estantes repletos de hojas y palabras, entre portadas sugerentes y títulos inesperados? Seguro que no puedes resistir la tentación de abrir alguno y sumergirte por unos segundos entre las líneas que urden una historia, un poema, una aventura gráfica...

En mi caso, este 23 de abril lo celebré en calidad de autora, con el placer de participar en un recital de microrrelatos junto a dos monstruos del género: Santiago Eximeno y Alberto García-Teresa


El lugar escogido fue la Librería Gomber (c/ Camarena, 216), una de esas librerías de barrio que se esfuerzan por acercar la literatura a la gente desde 1977. Treinta y siete años, que se dice pronto.

Era un evento arriesgado: lectura de relatos de ficción mínima oscura de los libros "Un escarabajo de siete patas rotas" (Santiago Eximeno), "Esa dulce sonrisa que te dejan los gusanos" (Alberto García-Teresa) y "Mosquitos en tu alcoba" (Nuria C. Botey), todos ellos en la colección CanaNegra, editada por Amargord Ediciones

Se preveía la asistencia de amigos, de lectores de fantasía y terror, pero ignorábamos la acogida que recibiría la propuesta entre el vecindario. los vecinos no nos defraudaron. 

Animados por los carteles que colgaron en sus escaparates otros comercios del barrio, la gente se acercaba con curiosidad e interés. Mamás que venían a buscar un diccionario para llevar mañana al colegio y se quedaban a oír nuestras pequeñas historias sobre niños muertos, monstruos perversos, asesinos sin escrúpulos o gentes desesperadas. Sin saber del género, sin tener idea sobre teoría de la literatura o haber escuchado en su vida la palabra "fandom". 

Sólo con ganas de pasar un rato entretenido escuchando cuentos, tal y como nos veis aquí.

Comments