Relatos‎ > ‎

Excursión

publicado a la‎(s)‎ 21 jun. 2015 16:12 por Nuria C. Botey

La subida era escarpada, pero él no se arredró. A aquellas alturas, tanto de la vida como del monte, ya no podía permitírselo.

Respiró con fuerza, casi con ganas de hacerse daño, y comenzó a trepar. Enseguida se dio cuenta de que no resultaba tan difícil como le había parecido en un principio. Las piedras eran grandes y firmes, y aunque algunas aristas parecían realmente desgraciadas, bastaba con mirarles a los ojos para captar de qué pie cojeaban. Luego, ya sólo era cuestión de anclar las manos en el pico preciso, impulsarse un poco con las piernas y, ¡hop!, ascender otro escalón más. Una técnica tan fea como eficaz.

No culminó la cima, pero tampoco se trataba de eso. En realidad, ni siquiera se trataba de ascender. No, el ascenso nunca es importante, se dijo. Ni siquiera el descenso lo es… Aunque Mr Douglas no llegue a comprenderlo jamás. Y le costó quitarse de la boca la sonrisa alucinada que le provocaba pensar en ello.

Miró a su alrededor. Las montañas del Ontañón le parecieron todas iguales, con sus crestas, sus laderas y sus claros deforestados por los incendios del verano pasado. ¿Servirían? Sí. Rotundamente, sí. Afianzó los pies sobre el repecho de rocas en que se había detenido y trató de mirar al sol, pero éste no se dejó. Las cinco nunca ha sido buena hora para desafiar a las estrellas, apuntó en su fuero interno, mientras se encharcaba de nuevo los pulmones con el aire de la sierra.

− Repítame – musitó de pronto, con las pupilas llenas de chiribitas por el exceso de luz − ¡Repítame eso que ha dicho, Mr Douglas! − y su voz golpeó el valle, las piedras y los picos con la misma ira que los martillos neumáticos descargan a veces sobre las aceras. 

Apenas un instante después, un eco dulzón con acento de Florida se despeñaba ladera abajo.

Está despedido, López. Despedido. López. Despez. Pez. Pez.

Pesan las pestañas




Relato finalista en el I Certamen Nacional de Relatos Ultracortos 
convocado por el Instituto para el Fomento de la Cultura Ex-Libris
y publicado en Nubes de Papel (2006)


EL ORIGEN DE ESTE CUENTO
 
"Excursión" es el resultado de un ejercicio propuesto por los escritores José María Merino y Medardo Fraile dentro del Taller de Cuento Literario que se celebró en 2004 durante los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en El Escorial.

La consigna era escribir un relato que contuviera, de modo coherente, la frase "Repíteme eso que has dicho"

En aquel momento sentí que esa frase, entre amenazadora y sorprendida. necesitaba un contexto muy especial para no caer en el cliché
... Y de pronto imaginé al pobre López, -un oficinista de entradas en la frente y gafas con montura al aire, vestido quizá con traje beige y zapatos de cordones- luchando por escalar una ladera escarpada con las manos desnudas y la frustración en los ojos, como una metáfora moderna de Sísifo, condenado a empujar la roca del libre mercado y el empleo precario durante toda la eternidad.

Comments